Oiz Egin

TEL. 94 620 36 11
info@oizegin.com



Salsa vizcaína

La salsa vizcaína es una de las recetas más conocidas de la cocina vasca tradicional. Esta humilde pero deliciosa salsa nos oferce muchas posibilidades de preparación. La salsa vizcaína puede ir acompañada de  callos, bacalao, morros de cerdo, patas de cerdo, caracoles, entre otros. El ingrediente principal de la salsa vizcaína es el pimiento choricero, vegetal que se produce en nuestros caseríos y que adorna sus fachadas con su color rojo intenso.

Anímate a preparar esta salsa tradicional. No es díficil. Es un gran clásico que siempre da buen resultado.

Receta facilitada por el cocinero Juantxu Larruzea en un curso de cocina organizado en la Sociedad Gastronómica Otea-Loran de Garai.

Ingredientes

  • 5 cucharadas aceite oliva
  • 5 dientes ajo
  • 2 litros de caldo o agua de hervir los pimientos
  • 1 pastilla de caldo carne
  • 15 pimientos choriceros
  • Un trozo de pan seco
  • Un vaso de vino blanco
  • 2 cebollas blancas
  • 2 cebollas rojas
  • Una ramita de perejil
  • Pimienta negra
  • Sal

  • Dificultad Media
  • Tiempo 1 hora 45 minutos
  • Raciones 15 comensales



Pasos

  • 1.  Trocear las cebollas en trozos grandes. Añadir a una cazuela 5 cucharadas de aceite de oliva. Echar a la cazuela con aceite la cebolla troceada y pocharla a fuego bajo moviéndola poco a poco. Pelar los dientes de ajo, trocearlos y añadirlos.
  • 2. Mientras se pochan la cebolla y los ajos, pondremos en otra cazuela a hervir los pimientos choriceros con agua fría. Cuando los pimientos comiencen a hervir, les quitaremos el agua en la fregadera, y los volveremos a poner a hervir con agua fría. En total repetiremos el proceso 3 veces. De esta manera, hidrataremos la carne de los pimientos choriceros. 
  • 3.  Cuando la cebolla está pochada y transparente, le añadiremos los pimientos choriceros hidratados. Después, les agregaremos la ramita de perejil. Mezclaremos bien las verduras, y las dejaremos que sus sabores vayan integrándose,moviendo las verduras en la cazuela con una cuchara.  
  • 4. Después, añadiremos a la mezcla un vaso de vino blanco, y continuaremos dando vueltas a la salsa. En este momento sacaremos la ramita de perejil de la mezcla.
  • 5. Más adelante añadiremos a las verduras los trozos de pan seco o pan rallado. Si añadimos pan rallado, con 3 cucharadas soperas será suficiente. El pan seco engorda y da cuerpo a la salsa.
  • 6. Cuando todos los ingredientes estén bien integrados, añadiremos 2 litros de caldo de carne o caldo de verduras. Si no tenemos caldo, también podemos aprovechar agua con la que hemos hervido los pimientos choriceros. A este agua le añadiremos una pastilla de caldo de carne. Esta receta también acepta el caldo elaborado a partir de los huesos de un buen jamón curado. 
  • 7. Mezclaremos bien los ingrediente con el caldo con una cuchara mientras rompe la salsa a hervir para que todos los ingredientes se integren bien. Mantendremos la salsa cociendo a fuego suave durante 20 minutos. Mientras cuece la salsa la iremos desespumando de impurezas con un cacito.
  • 8. Después de tener la salsa cociendo 1 hora y 20 minutos, trituraremos la salsa con una batidora y a continuación la colaremos bien con un colador para que quede fina-fina. Para terminar, probaremos la salsa. Le añadiremos sal y pimienta al gusto. Desde este momento tendremos preparada una riquísima salsa vizcaína lista para comer. Pero recomendaríamos consumir esta salsa al día siguiente, dejándola reposar en el frigorífico una vez fría. Esta salsa desarrolla más cuerpo y sabor al día después de su preparación. 

Galería imagenes

Productos

Restaurantes

logooiz

Sin eventos

Buscar recetas

Osagarri nagusiak

Bigarren mailako osagarriak

Prestatzea

Sukaldaria

Boletín

El tiempo